miércoles, 21 de abril de 2010

Esa cobardía bien manipulada

El sentimiento en época de revolución es una estupidez, no, no es por amor que se hace, es por amor que se justifica y la justificación siempre va a ser un acto de cobardía individual. No es paja, tócale una costumbre a un clase media y te escupirá todos los argumentos que se aprendió en su época de la ¡U! (niversidad).

Es clave, hay que despojarse de toda paja individual existencialista si queremos de verdad asumir el peo real, ese que hace falta destruir, el que por años y generaciones hemos evitado escondiéndonos detrás de los libros, la educación y el saber, bien impuesto por los dueños y propietarios. Démonos cuenta de una vez que los sucesos que han partido la historia en dos son producto del sentimiento colectivo, de la miseria colectiva, de la rabia colectiva, del hambre colectiva, ¿no?: los negros-indios-llaneros de 1814, la horda de 1989, los cerros del 2002.


¿Nos vamos a seguir cayendo a coba? ¿Cuánta gente más vamos a volver mierda discurseándoles estupideces que no somos capaces de asumir? ¿Cuántas culpas más vamos a seguir lavando con el cuento del sentimiento? ¿Cuántos poemas más van a ser escritos desde el aire acondicionado, acondicionado del existencialismo barato? ¿Cuántas costumbres más vamos a intentar justificar? ¿Cuántos análisis van a seguir haciendo los intelectuales, de vainas de las que jamás serán parte? ¿Cuánto miedo más vamos a seguir escondiendo con el argumento? Hay que mandarlos a la mierda, hay que hacer la revolución.


No somos ni debemos ser parte de eso, de esos conocimientos mal adquiridos individualmente, de esos libros que por supuesto han sido comprados, de esas horas en la facultad planeando hacer eterna la estupidez, de esa cobardía bien manipulada con las letras, de esas ambiciones que se disfrazan con discursos de avanzada, de la falsa construcción desde el teclado y lejos de la horda, pero que en el momento clave, la clase termina desnudando y sentenciando su realidad.


Ignoremos todo, siempre se quedaran atrás cosas, recuerdos, sentimientos, anhelos, carencias, pero cuando tengamos claro que es lo que, vainas como la costumbre, el apego, el sentimiento y la propiedad, desaparecerán y comenzaremos a ser parte de la historia colectiva, esa que no tiene efemérides, ni nombres, ni traiciones.


Gustavo Borges Revilla





Una sociedad que no acumule

Cada quien en su tragedia cotidiana acumula intereses, dando como resultado un capitalismo acumulativo de dolor que tarde o temprano juntado con el interés doloroso de los demás logra su stop y termina en la necesidad de revolución. Este hecho cíclico que termina por limpiar los anaqueles y nos devuelve a la producción de tragedias como si fueran nuevas o disfrazadas de no tragedia, nos obliga a pensar en otra manera de pensar que no sea pensar en satisfacer las necesidades de la tragedia sino otra sociedad que no acumule tragedia como cotidianidad.


***


Con la educación actual (sea en la universidad que sea, en la escuela que sea, bolivariana autónoma o privada) gradúan a un tipo pobre y termina siendo un clase media, mas escuálido que los conocidos, porque después que tu tienes un título no te quedas en el barrio. (Las excepciones sólo justifican las reglas) la educación que debemos proponernos es la educación política, aquella que nos haga comprender lo que somos, el origen, las razones que nos hacen ser esclavos y la necesidad que tenemos de destruir el modo de producción existente, porque la educación actual nos remacha los valores de la cultura capitalista, nos disciplina para que produzcamos en el capitalismo, porque nada en ella es neutral, ni sus contenidos, métodos o resultados.

Cantares del Cayapo

Ya llegó el cayapo
con estos cantares
ignorando todo
con los ignorares

Ignorando ando
ignorando voy
tanto que yo mismo
ignoro quien soy

Aquí en el cayapo
ignoramos todos
por eso orinamos
en el ignororos

Somos ignorantes
ignoramos todo
se ignora poquito
y también por todo

Yo no se que es igno
yo no se que es rares
y si lo pegamos
eso es ignorares

Esta ignoradera
ya me tiene loco
pero en el cayapo
se ignora sabroso

Armando me tiene
un poquito loco
ese coño emadre
si ignora sabroso

Ignoro cantando
ignoro bailando
tanto que yo ignoro
lo que estoy tocando

martes, 20 de abril de 2010

Y ustedes Tampoco

Foto : Yuri Valecillo


Ustedes los sanos de espíritu, los perfumados,

los magnánimos, los civilizados, los lógicos,

los formales, los serenos, los educados,

los dulces, los refinados, los intelectuales,

los bien vestidos y bien comidos, los sabios, los doctos, los universitarios, los maestros,

los bien hablados, los ecologistas, los tecnócratas,

los héroes. Los sacrificados, los mártires,

los libertarios, los iguales, los fraternos,

los humanistas, los anarquistas,

los comunistas, los socialistas,

los globalizados, los neos de cualquier tipo,

los fascistas, los nacistas, los nacionalistas,

los internacionalistas, los pacíficos,

los académicos, los rebeldes, los radicales,

los dueños de las artes y las religiones,

los dueños del privilegio,

los dueños del mundo y la palabra.



Ustedes nos han condenado en su nombre y placer

a vivir en la miseria.



Pero pronto ya no estaremos…

y ustedes tampoco.


Preguntadera de Ignorares

Si la imagen está muy pequeña para su gusto, dele click sobre ella y se abre más grande, si tiene otras preguntas que aportar, dele pa lante que el semaforo esta en verde y deje su comentario por aqui mismo.

No los leí: los oí

Coño e la madre, ya entendí el beta: la vaina es que yo no los leí, yo los oí y al oírlos le caigo a la pista y les compro la idea y se las pago con consecuencia, ese es el beta, es eso, no los leí, los oí, y hoy sin miedo al marasmo me entrego, sí, es mi mayor expresión del ego.


¿Por qué? ¿Cómo? y ¿Qué? No soy ni puedo ser vocero de causa alguna, soy todo lo contrario su detractor, y es por esa verga, yo no los leí los oí, y me veo feo e bolas, digo escoñetaíto pues, pasao e copas y lacreos, viviendo el vicio. el malandreo, la precariedad como norma voluntaria, la conciencia carcomida incendiaría, y le caigo a la pista, y es por eso: yo no los leí los oí.


Y me medí en las cuentas pajúas de la moral revolucionaria, y, sí, soy un güevón más, un pequeño burgués venido a menos, no soy el protomesías de enantes, soy la reflexión inducida por los que no leí, yo no los leí, yo ni los vi en una pintura, yo los oí, es distinto el beta, y me atreví a callar para hacer una huelga de silencio, (soy un fusil al ritmo de los derechos de autor) y escuché a la brillante lacrita que por primera vez me habló de lo que era un aforismo, y fue su decadencia en vez de su grandilocuencia lo que me sirvió de tierra, la oralidad y el gesto transparente sí que existen, y los oí, y buscaban cosas y yo por ahí encontrando sus rastrojos, y me topo conmigo, y empiezo a asumir el rol de la probidad sin talento y empiezo a oír: no los ví los oí, no los leí, me los conseguí, son impresentables. Están también los espectros los Macuros, esos que te manda la providencia a modo de privilegio, y uno no los lee: los oye, porque es espontánea respuesta instintiva, porque sí, y uno da gracias al coño e la madre por que no los leyó, mi son: los oyó.


Y están ahí, y se comen las luces, se lanzan de bruces al marasmo, la vaina está en no leerlos, olerlos es la clave, no los leas, cuando los veas no les creas, oye la vaina, los demás son traficantes de sueños con unicornios incluidos, ellos los unicornios están, la vaina es que no se jayan, entonces no los leas, escucha el beta, los pures no saben de drogas, (algunos) ellos viven, los siconautas están dispersos, el no saber es nuestra única virtud, la intimidad del verbo colectivo no es chuchería, y entonces, ¿a quién le toca este momento histórico? ¿Divagar es el destino?, ahí están algunos pures para enseñar el camino, ya entendí: ellos sólo te están convidando, asume, no es tan pelúo.




José Manuel Armas

lunes, 19 de abril de 2010

Area 23 en la casa de uno de los Cayapos

Se empiezan a mover fuerzas telúricas, que empiezan a juntar el trabajo de muchos, que se esta haciendo, por debajo de las piedras, detrás de los telones, de forma clandestina, cada quien a su manera, y con sus herramientas, convencido que no hay otra alternativa que la de construir y seguir, seguir y construir. Sin aspiraciones de cargos, ni de poder, es el hacer por la necesidad de hacer, por la angustia que cargamos, porque añoramos la construcción de algo distinto a lo que somos y a lo que nos hizo ser lo que ahora somos.


domingo, 18 de abril de 2010

Ni 11 ni 13: vamos a rescatar el 12



Por estos días nos mueve una certeza: la fecha digna de ser resaltada es el 12 de abril de 2002. No el 13, como ha convenido el chavismo oficial, y mucho menos el 11, como quiere establecer la derecha antichavista. Fue el 12 cuando ocurrió ese evento histórico extraño, anómalo y desconcertante, ocurrido sólo unas pocas veces desde 1810 hasta nuestros días: la activación del pueblo en sus facetas destructivas en ausencia de la autoridad nacional o poder constituido. La cronología es esta: el 11 ocurrió el arreo de un rebaño de gafos desde el este de Caracas hasta Miraflores y se dio el golpe de Estado; el 12 Carmona se autoproclamó presidente, y ese mismo día estalla la rebelión popular contra el golpe; el 13 los militares leales neutralizan a los militares golpistas; el 14 llega Chávez de regreso a Miraflores. Así que nuestra fecha grande es el 12, día del estallido de pueblo contra el poder a medio constituir. El 13 lo que hubo fue reacomodo institucional.


Eso no ha ocurrido muchas veces en nuestra historia. Ocurrió el 6 de julio de 1811. Ocurrió el 5 de diciembre de 1814, a la muerte de José Tomás Boves. Ocurrió en febrero de 1836. Volvió a ocurrir el 23 de enero de 1958. De nuevo estalló el 27 de febrero de 1989. Y finalmente lo hizo el 12 de abril de 2002, no bien el güevón de Carmona (encumbrado por militares, sindicaleros y empresarios, seguidos por una buena cantidad de comemierdas de la "sociedad civil" que salieron a meterle gasolina al caos sin saber para qué los estaban arreando) se calzó a sí mismo la corona de rey de Venezuela.


En todas esas fechas se produjeron situaciones de diverso signo, orientación, causalidad y resultados, pero un ingrediente es común a todas: la figura a quien el pueblo oprimido consideraba autoridad, fuera ésta querida o no, legítima o no, aceptada o no, quedó suprimida (la Corona española en 1811; Boves en 1814; Gómez en el 35 -el estallido fue en el 36, con un blandengue López Contreras que luego se endureció-; Pérez Jiménez en el 58; el Puntofijismo en pleno en el 89, Chávez en 2002), y en ese espacio llamado vacío de poder (¿les suena?) se produce la activación espontánea del pueblo como fuerza constituyente. Porque ojo: de bolas que hubo vacío de poder el 11 de abril, lo que no dice la derecha es que ese vacío se debió a que ellos secuestraron a quien detentaba el poder.


***


La derecha, y la izquierda que se cree derecha, seguirá insistiendo en que "los pistoleros de Llaguno" estaban disparándole a la marcha de sifrinos que venía del este. Suficientes testimonios audiovisuales rebaten ese embuste grotesco cocinado por Venevisión y multiplicado por mucho hijo de la gran puta, ese cuyo conjunto llamamos nuestro enemigo. Este año, mis líneas de recordación de la fecha van dedicadas a ellos. A los pistoleros. Y les pongo el nombre que el enemigo quiere encasquetarles. Porque es preciso reivindicar los datos y claves que los aterroriza. Quizá así terminen de entender que estaremos esperándolos, vengan por las buenas o por las malas



No te digo yo

Seguimos creyendo que para derrotar al enemigo tenemos que ser como ellos. Creemos que para desmontarles su constructo de leyes tenemos que ser abogados, y que para mostrar la buena música hecha en estos años hay que buscar al “maestro” Abreu, y que para hacer ciudades socialistas necesitamos arquitectos y urbanistas (burgueses, todos), y que para avanzar hacia una racionalidad alterna necesitamos fundar

“universidades bolivarianas y socialistas”. Y claro: para callar a Ricardo Sánchez hay que buscarse a un Serra que habla igualito a él, es decir, que es su copia pero chavista. Seguimos adorando los valores y la estética burguesa.

***

Hablando del Bicentenario. En los bandos que se enfrentaban (patriotas y realistas, según la historia burguesa) había esclavos y sirvientes que no añoraban, porque no sabían qué verga era esa, ni la “independencia” ni la “corona española”. Pero la historia so­cial se las ha arreglado para hacernos creer que había negritos buenos que estaban con Bolívar y negritos malos que querían al Rey. ¿No te digo yo?

***

Hay que darle duro a la historia burguesa. No podremos nunca hacer una Revolución, y ni siquiera llevar a cabo la destrucción de lo que existe, si antes no lo destruimos aquí dentro en el cerebro: las nociones impuestas (y tenidas por ciertas) que nos atornillaron en el coco ideas totémicas e intocables como las de patria, historia, familia, instituciones, respeto a los valores, modales, belleza-fealdad, buenas costumbres, supremacía de la ciudad sobre el campo (Doña Bárbara: la ciudad imponiéndose a la barbarie); la cultura, la democracia, la libertad, la felicidad, la relación de pareja, Bolívar. Y por encima de todo ese constructo en descomposición, Dios y el capitalismo.



José Roberto Duque


Trabajar como esclavos, soñar como amos.

Conversas del encuentro mundial de ignorares o de cómo es la coñaza por construir nuestra propia teoría o hasta cuándo nos calamos el pensamiento occidental dominante que disfrazado de nacionalista, internacionalista, académico o de revolucionario también nos somete.





Yo estoy haciendo un esfuerzo, por abrir una discusión seria y profunda de por qué coño e la madre existe el capitalismo y de cómo nos separamos de él y diseñamos otro mundo cultural, no si mi hijo se mete droga o no se mete droga, eso es una maldita pero inmensa estupidez, porque eso no tiene salvación, la gente vive una dinámica en la sociedad, en la cultura capitalista, coño esos muchachos verán lo que van hacer, ahí hay una tragedia todos los días, si la ven o no la ven no cambia el mundo, si mi hijo está aquí no cambia el mundo y si no está tampoco lo va a cambiar, esa es una guebonada, vamos a discutir vainas de verdad, profundas, reales. Aquí vinimos a una reunión de trabajo y todavía no se ha entrado a la reunión, esa discusión que se plantea es tema de un encuentro, que se caigan a coñazo los que creen que deben salvar a la familia en el encuentro que corresponde a esa cuestión, no aquí, esto es para discutir metódica, para discutir logística, para discutir cosas del encuentro que están planteadas en un documento que elaboraron o que aprobaron veintidós colectivos, ¿Cómo se implementa esa política?, eso es de lo que vinimos a discutir, se avanzó en dos vainas vamos a darle al capitalismo y al peo del estado, hay dos conceptos que hay que caerles a pedrá ya. Que eso lo discutieron los intelectuales de afuera y los loros y focas de adentro, está bien, pero nosotros como pueblo no lo hemos discutido y si somos una parte importante entre quienes hacemos la revolución, bueno nos toca discutir, ¿Cómo hacemos? nos dividimos en comisiones de trabajo, asumimos esa vaina colectivamente, no las asumimos, ¿Cómo es que vamos a discutir? de eso se trata. Coño vale, porque aquí todos tenemos la razón, desde nuestro punto de vista cada uno tiene una razón, esa razón no es imponible a los demás, no es posible, dentro de una revolución todo el mundo tiene la razón, los burgueses, la clase media, los proletarios, los malandro, de cuello blanco y los prole, los lacras y los lacritas, cada uno desde su punto de vista la tiene, el que salva a la familia, el que salva a los hijos, el que salva a los mariguaneros, el drogao, la puta, el marico, toda esa mierda es una razón que cada quien tiene (ta pasando la lista, dijo un salío) si señor esa razón sólo es discutible en una vaina donde nos calmemos, y aceptemos que hay vainas que deben ser discutidas, yo escucho a todo el mundo condenar al gobierno, coño que Chávez no mete preso aquel, que no bota a tal ministro, que no hace aquello, no mete preso al malandro, no escoñeta a la vieja aquella coñoemadre que no me firmó la vaina, todo el mundo tiene razón en eso, ahora el problema es que todos mágicamente estamos pidiendo que un individuo nos resuelva un problema que tiene diez mil años, que es el problema de la construcción del poder por hambre miedo e ignorancia en el planeta, pretenden que un carajo de ahí de Sabaneta se lo resuelva de un plumazo, coño que mantequilla, a siete mil millones de coñosesumadre, que arrecho, a porque además creen que si se resuelve el peo en el barrio en donde yo vivo, el planeta será feliz, si el hijo mío es un guevo pelao el mundo será feliz, coño vale el mundo cultural capitalista es una mierda, sea el hijo mío marico, puta o sea ladrón, o sea el guevo pelao de los guevos pelaos no va serví pa un coño e la madre el hijo mío si yo me dedico a criarlo como si fuera el único hijo existente en el mundo (a menos que yo sea un guevón clase media que cree que si su hijo esta bien todos los hijos del mundo están bien por tanto el mundo es una maravilla lleno de pajaritos y flores, pero si está mal, todos los hijos estarán mal y el mundo será una plasta de mierda rodeada de inseguridad por todas partes. Porque él vive es en un sistema, él no vive en mi familia, él va a una escuela, él se reúne en una calle, va a un centro comercial, ese es su verdadero mundo y vida cotidiana, no la casa mía, y en mi casa tiene un sentido de propiedad, y la familia que tiene es dictatorial, y la escuela donde va es dictatorial, y la fábrica donde trabaja es dictatorial, a pero tú le quieres decir al tipo de Miraflores que sea democrático, participativo y protagónico pero ni puercoño le dices tú al maldito patrón yo quiero discutir la producción de esa fábrica, dime cómo coño se la dices siendo obrero, dime cómo coño le discutes tú en el aula a un maldito maestro que yo quiero la clase de una manera o de cual, dime cómo coño le dices a un cura que elimine la liturgia y deje de cojé carajitos, sea el papa o no porque tú la quieres de otra manera, (no joda con los casicuras no te metas otro metió), dime cómo se lo dices a un general que yo quiero que este ejercito sea así o asao.


Tienes veinticuatro horas de dictadura en las relaciones productivas y sociales en un país, en el planeta, ¡ah! pero pretendes que el gobierno sea democrático especialmente contigo, que tú toques la puerta de Miraflores y salga Chávez de mil amores, que quieres, pasa adelante, ven y te atiendo; no que la mujer mía esta pariendo y un coñoesumadre que no la quiere atender, Edecán llámeme ahí al coñoesumadre ese que no le quiere atender la mujer al hombre y sino viene pronto, bueno tendré que asistirla yo mismo. No vale, discutamos el problema en serio, hay unas propuestas políticas, que mal que bien se necesita que se conviertan en guía de acción, hagámoslo metámonos en ese paquete, no en lo que yo creo que el mundo va ser porque el mundo me gustaría que fuera una maravilla, caerme a palo todos los días con cotejo y con casicura, con el otro, coño que bello y escuchar al poeta, el cuatrico, la guitarrita y la cosa y la muchacha, y amanecé al otro día espernancao ahí en el chinchorro, vas a trabajar no, no voy pa un coñoelamadre, que me traigan el sueldo aquí a la casa, eso me gustaría, eso sería una felicidad pero no es así vale, no soy solo en este mundo y los que vengan no lo serán y necesitarán trabajar en un mundo que no practique la esclavitud como el actual, que nos hace trabajar como esclavos y soñar como amos.


La idea de los ignorares es concebir un mundo productivo y social que no sea religioso ni ideológico en ninguna forma, un mundo que abandone definitivo el existente, que nos hace creer en pajaritos preñaos. Los ignorares es poner pie en tierra, es otra ética, es diseñar una sociedad altamente planificada, nacida de la conciencia, no de la necesidad; no es continuar produciendo en la anárquica e ineficiente cultura capitalista.



Todo el saber que guardamos nos viene del capital y entre el saber y guardar todo lo que acumulamos es justo que lo admitamos que han sido los ignorares profundos como los mares quienes han puesto el acento a nuestro quehacer de pueblo sin iglesia y sin altares.


NO SE HA CUMPLIDO LA EDAD.

(periquera)

I
Siguen pasando los años
en el mismo desconcierto
se acumulan en la piel
pero no afectan al tiempo
el ocaso nunca llega
ni tampoco amanecemos
más allá del egoísmo
pa donde nos trajo el miedo.

Sigue la noche y el día
se van alternando al cielo
pero no se cumple edad
se cumplen son los lamentos
los aullidos del estómago
por falta del alimento
que nos condujo a vivir
como un animal hambriento.

A pesar de la abundancia
superamos a los perros
que el más fuerte come alante
se jarta y se queda quieto
pero no se le ha ocurrido
poner a otro perro preso
y ponerlo a trabajar
para sacarle provecho.

II

Dicen y que la pobreza
junto con el sufrimiento
y que carcome la mente
y también al esqueleto
por eso el rico ambiciona
y nunca está satisfecho
y el pobre que está mirando
ambiciona por supuesto.

La revolución no avanza
arrastrando los complejos
con las espinas del alma
puñaleando al compañero
en vez de echarlas a un lado
pa que germinen los sueños
y florecer como hermanos
en un mundo justiciero.

Nadie se hace millonario
sólo con su propio esfuerzo
pero a la oligarquía
no se castiga por eso
hasta le dicen al pobre
que eso se llama progreso
mas los revolucionarios
no se comen ese cuento.


III

Hay quien se mete a político
para vivir del gobierno
buscando de hacerse rico
con los dineros del pueblo
pero también es culpable
el honesto y el ingenuo
si no precisa los males
ni tampoco lo que es bueno.

A pesar de tanta muerte
y de tanto nacimiento
habrán servido los años
sólo pa arrugar el cuero
si seguimos permitiendo
la existencia del imperio
se creen los dueños del mundo
los amos del firmamento.

La vida te está llamando
vamos todos a su encuentro
no podemos esperar
hasta el último momento
de nada te servirá
luego el arrepentimiento
cuando de nuestro planeta
tan sólo queden los restos.

Gino González
02 de dic. de 2009.

Cartas pa El Cayapo

Señores de El Cayapo


Lo leí casi todo, no se si está contra el gobierno, aunque tampoco veo que está con la oposición, esa es una vaina rara, tan doblada, por qué esa torcedura, porqué no hacen como últimas noticias, hagan una vaina seria, sobria, práctica, lógica; que el texto te lo haga fácil, que el tipo de la imprenta lo haga fácil, los colores; pero nada, este maldito periódico anormal, uno lo lee y se angustia, se atormenta, coño chamo porqué hacen eso?


Respuesta


Ajá tu mal vives este mundo cuadrao, re­flejado por periódicos cuadraos, televisores cuadraos, escuelas cuadrás y todo cuadrao, todos los días, pero ¿a ti te hace pensar últimas noticias? ¿te angustia el nacional?,¿te carcome la rutina? no ¿verdad?, bueno la propuesta de este enrredijo anormal, es no dejarse deslumbrar por el mismo lenguaje de siempre, es estar alerta, que no nos escoñete la rutina televisiva, el discurso reiterado de la politiquería ideológica de cualquier signo; porque queremos angustiarnos sabroso, queremos que el cerebro colectivo retruque, se tuerza, que deje de andar derechit@ siguiendo un protocolo permanentemente, coño vale, andemos por el medio e la calle pero también por los callejones y las escaleras y los escondrijos tal y como nos enseña la clave de esta revolución planetaria surgida en 1989, que todo sea sometido a la hoguera de las grandes mayorías, que nada se de por cierto, que no nos devuelvan al corral, al chiquero, al galpón, a la disciplina de la dictadura productiva de la cultura capitalista, que soñemos con los ojos bien abiertos, juntando pies y cerebro y brazos frescos para saber como está la vaina, pa ve clara la jugada, que la pauta la sepamos todos y la apliquemos todos, eso es lo que persigue el cayapo. Hace diez mil años a nosotros nos escoñetaron la vida, nos heredaron un mundo poderoso concretado en la cultura capitalista; seamos al menos compasivos, nonos venguemos del futuro, evitemos el mal paso, nada cuesta soñar mas allá de nuestras miserias.



Rey Medias

Esta es la historia del rey Medias, quien surgió de la nada de nada más y nada menos que del miedo, la ignorancia y el hambre. Medias, un rey que nunca existió pero como jode.

Todo comenzó un día de la raza, de la mama, del papa o de la semana espanta, un carnaval, un diciembre, un jaloguein, total cualquier día de consumo frenético banal y espúreo, en donde Medias pidió su deseo al ver que no podía consumir mas, aconsejado por sus sisaños y sinsanos hermanos precapitos y decrepitos se fue donde su dios Capitalio y le ofreció tremenda fiesta en apariencia, la cual como toda fiesta de apariencia hizo con mucho sacrificio el sacrificio al dios en un carísimo templete alquilado, desde luego, a ver si lograba la audiencia.
Y lo logró, sí, lo logró de hecho la literaturachora, chora y media de la gerencia y la excelencia en los negocios es muy extensa sobre este capítulo.
- Dime Media ¿Cual es tu consumo, digo tu deseo?, habló Capitalio.

- Mi consumo deseo es que todo lo que toque se pueda consumir, acumular, no desear a media consumir, consumiiir, de verdad, verdad, todo lo que toque.
- Eso que pides consumir es muy, pero muy peligroso, hay que verlo, pero consumo cuidado.
- Mas a mi favor, así me lo envidiarán, me lo desearán; sólo a mi mirarán; serán interminables los cables que se comerán por querer ser como yo, en cable, en CD, DVD, si sobre todo en DVD, nada en colectivo.

- Bueno hecho: Yo, Capitalio Ideológico Comerciante por naturaleza muerta vendo el deseo del rey Media a su conciencia vasalla, gafa, e ignorante; para que todo lo que toque sea de su misma clase, es decir clase mierda, digo media.- ¿y cuándo comienzo?- ¡Ya!, el tiempo es choro. Todo lo que tienes que hacer es tocar cualquier cosa y decir: clase media, media mierda y ¡zas! se volverá aspirante, nunca llegante a clase media.Y así fue como medio fue.
Lo primero que hizo el rey Medias, fue recorrer toda la comarca y la convirtió en un cromimarquet. Los pueblitos bucólicos liiindos, con arroyos limpiecitos, los convirtió en grandes ciudades con medios ríos, medios bosques, o medios parques o casi plaza, con medias calles, medias avenidas, es decir con gentilicio y todo: Villa mediana de medianos mierdos.
Un perrito criollo pero bonito, perro guardián, latidor pues, le salió en el camino y lo medio llamó: medio pis, medio pis, medio pis, y lo tocó y dijo: Perro clase media, media mierda y ¡zas! Lo convirtió en un perro pitbull, comedor de muchos sacos de perrarina, consumidor de huesos de goma, veterinarios, y sicólogos para su extrema agresividad por no saber si es un caimán o producto de un acto zoofílico de un ex pelotero drogo frustrado de grandes ligas, con una mapanare de la televisión.
Siguió su medio camino y se encontró al niño Jesús con la sagrada familia y le dijo: Chuo media, media y mierda santa y sales ya y ¡zas! lo convirtió en San Nicolás, y al resto de la familia en un vino de mala muerte que ni siquiera sirve para aliñar y a la mula se la llevaron medio presa por un presunto medio tráfico de drogas.
Mas adelante se consiguió a un estudiante universitario, bonachón, inocentón; pueblerino e bola, jediondo a quinto año todavía, con algo de callos en las manos por ganarse la vida y como todo pelabolas esperaba el bus. Medias al estrechar su mano le dijo: Medio estudiante bachiller, medio burro, levadura medio vuelta mierda, y ¡zas! lo convirtió en un manitas blancas de la Central, la Carabobo, la Simón Bolívar la Santa María o la Unefa con blakberry o en carro propio, pero eso sí jediondos a limpiador de posetas Marx, pa disimular aquello del origen oscuro…de la medio lucha de clases en que medio tiró piedra y medio olió lacrimógena y un medio planazo en las nalgas.
Poco después se consiguió a un opositor medio escuálido, que fue de AD al inicio y termino en COPEY, creyó en el Progreso siendo sus padres y abuelos de patio y conuco, guerrilleros probos de ciudad o simples empleados del gobierno o docentes universitario de los sesenta o setenta; al Medias, medio saludarlo le dijo: Te medio saludo medio escuálido sin tocarte, ya tú eres mierda, medio clase mierda, miedosa y voluble y ¡zas! lo convirtió en chavista pepeteco, saboteador, protogolpista, corrupto, acaparador, arribista, y sobre todo ignorante de lo que es un pueblo en revolución. Inmediatamente se consiguió a un pepeteco chavista medio revolucionario, y Media ni siquiera lo saludó, al contrario el medio político se le lanzó encima y le preguntó: Por qué, dime completo, por qué Medias, no hay luz, ni agua, por qué todo es inseguridad, por qué mandamos tanto dinero pa fuera, por qué hay tanta corrupción, dime Medias, por qué, por qué, dímelo aunque sea a medias y al tocarlo sin necesidad de Medias medir tantas penas ajenas medio mágicas le dijo: por eso ñero, por eso, porque siempre medio participas, medio vez, medio crees, y sobre todo porque medio piensas; sin necesidad de que yo te toque y ¡zas! le dio la media vuelta y se fue con el sol, dejándolo solo y a media luz sin haberlo tocado ni a el ni a su medio tocado de su boina roja de escaparate.
Y así medio fue como que medio ocurrieron las cosas. Agregue o medio piense usted el resto.

Hoy en día se especula, claro es que se medio cree, se medio sabe, que ocurrió con el rey Medias, medio mierda, esa querido medio lector no es mi media intención en este medio cuento.

Pues aseguran que trató de purificarse en un Ríorojoepueblo pero fue arrastrado por una marearoja y alcanzó sólo la orilla y medio se salvó, otros dicen que el dios Capitalio lo mando a lavase, a las bases para que se medio regenerará y el muy bruto se fue a Guantánamo y al congreso de la oligarquía colombiana; otros dicen que no, que lo mandó a un río mitológico hecho de papel glasse, que como dos grandes ríos luchan para llegar al mar, el río en verdad se llama lucha de glasses; pero dicen que simplemente era un río normal como los dos mil ríos desaparecidos con la llegada de Europa hace mas de quinientos años a estas tierras, sólo que al tratar de bañarse, el río se hizo medio turbio, medio peligroso, y allí por supuesto se medio ahogó con medio mojón de este tamaño, el cual quedó mitad afuera y mitad adentro, no sabemos si él o el mojón, convertido en un medio chuzo con el cual gente como usted o yo se medio puya, medio anda, medio respira y todo por esa medio herida, media mierda, que nos sangra en el corazón vivito de la revolución.

ADelamis Mamier Datuya

jueves, 15 de abril de 2010

El Santo Lacreo

El santo lacreo de la libertad o cuando coño es que nos vamos a dar cuenta que la libertad es necesidad de los dueños.






El santo lacreo de la libertad en tiempos de descomposición de la iglesia ayer y hoy cuando eran los dueños del mundo terrenal y divino, y tenían el santo derecho de empalar, de quemar, colgar torturar, descuajaringar y cojerle las mujeres, los niños y toda cuanta vaina se les antojara porque esa era su libertad, hasta que los buenos y santos burgueses no se la calaron mas y mandaron a dios bien largo al carajo y también se dedicaron a quemar y a colgar curas y a cogérselos como mejor les placía y a mandarlos bien largo al carajo, hasta que hoy, los curas desde el papa pa bajo siguen violando carajitos sin que se les águe el guarapo y además acusando a los niños de bien hecho porque son pecadores originales, todo ello en los santos centros comerciales o cuando coño es que nos vamos a dar cuenta que la libertad es necesidad de los dueños de los santos de los últimos días del capitalismo y no de los proletarios o asalariados o violados del mundo que tienen como la única necesidad de este mundo mandarsela a meter por el hueco el culo a los capitalista y a todo aquel idiota que cree que el huevo del burro es corneta.


No se asombren, que la vaina es así o nosotros los pela bolas inventamos nuestro propio lenguaje que debe arrancar por negar el poderoso anterior quitándole por la vía de los hechos todo su falsa nobleza, empezando por destrozar toda la conceptualidad histórica, toda la prosopeya intelectual que sólo avala el crimen del capital.


Porque uno está aquí intentando escribir una vaina sobre lo de irse del capitalismo, pero todo el mundo está empeñado en quedarse en lavarle la cara, en maquillarle las llagas, en quererle defender sus valores y principios, y entonces comienza a verse sospechoso, que los esclavos defendamos los mismos valores, principios y derechos de los amos, que si la libertad que si la democracia, que si el estado de derecho, que si la igualdad, que si es deber hacer que el capitalismo funcione de nuevo, se recupere; en nombre del progreso y el desarrollo y todas esas mamaguevada con las que nos siguen jodiendo, como que si hubiese sido una nota, una vaina de pinga, las miles de guerras, el escoñetamiento absoluto del planeta en todas sus formas de vida, el sangrero, el mierdero, vertido para hacer posible los placeres de una minoría que desde su óptica justifica que siga en existencia esta cultura; la gente parece guevona, todo el día con esa mariquera, que casa para todo el mundo o aunque sea para Edmundo, que empleo, que estudio, que acaben con la corrupción, que, que carajo, uno se pone a pensar en el 12 de abril de 2002 y se va para el cuatro de febrero del 92 o para el 27,28 1989, y las cuentas dan claritas por donde usted las saque, las claves de esta revolución no es andarle resolviendo problemas a nadie en este mardito capitalismo, ni haciendo que las escuelas funcionen, ni que los malparidos banqueros dejen de robar, o que los gremios, los colectivos, los géneros, los colores, los sexos, se cojan por pedazo al planeta ni que los miserables sindicalistas estén pidiendo reivindicaciones que en tiempo revolucionario son conductas capitalistas que remachan lo existente, porque un obrero que pide mas salario quiere seguir siendo obrero, ni que los funcionarios se porten bien y no roben y le administren la plata al capitalismo como lo han hecho algunos amigos y que igual terminan acusados de ladrones o en profunda sospecha, pero son incapaces de comprender y de aportar medio para financiar el trituramiento de la cultura capitalista, creyendo ser revolucionarios porque protegen el fruto del capitalismo, se convierten es en sus cacris, para seguirlo engordando, para sostener el ciclo, pan, mierda, pan; arepa, mierda, arepa. Sí gente, es muy claro el mandato de esta revolución expresada en sus claves antes mencionadas, en sus diferentes momentos, no arreglar nada, desbaratarlo todo sin cagazón alguna, el deber revolucionario es minar a conciencia las bases de la cultura capitalista, no darle ninguna concesión, no permitirle rearmarse, en nombre de ninguna hambre o ambición permitirle que como cadáver nos siga cagando la vida.


Vamos a pensar colectivamente la mejor manera de salir de esa relación, por los pocos afectos que todavía habita en la intracultura del cuerpo, por la poca agua limpia que aun queda, hagamos el supremo esfuerzo y abandonemos al capitalismo: dispongámonos a pensar, en otra manera de vivir.


Porque definitivamente socialismo, no es mercal, ni petrocasa, ni arreglar los barrios del capitalismo, ni construir mas urbanizaciones acumuladoras de odio, ni sostener el comercio de la educación que castrantemente nos devuelve al capitalismo, ni sostener el deporte que nos obliga a la competencia que remacha la vida cotidiana del capitalismo para sostener algunos pocos egos en el planeta y la explotación esclavista de niños dedicados a producir implementos deportivos en distintas partes del mundo; ni es el aberrante negocio de la salud, que sostiene a las grandes transnacionales que trafican con la enfermedad, incluso produciéndola y que sin darse cuenta o sabiéndolo da lo mismo, los revolucionarios nos prestamos a ese juego hijoeputa; ni es ese arte que a diario se vende, como las mujeres y hombres hambrient@s que entregan el cuerpo para satisfacer miserables necesidades, no gente, el socialismo no puede ser andar curando drogos todo el día y mostrarlo como logro, ni puede ser aspirar atender millones de turistas, y construir miles de hoteles que seguirán acumulando mierda y orina inservible, contaminando todo aquello en donde antes hubo vida.


En homenaje a los muertos por el capitalismo y en su contra a partir de este 12 de abril hagamos el esfuerzo por pensar otro mundo, por pensar, planificar, investigar, experimentar masivamente el socialismo.


Nosotros no somos culpables de lo existente, pero repetirnos, por hambre miedo e ignorancia si es un acto contrarrevolucionario, todo el que hoy se acomoda en nombre de la tarea revolucionaria, no es mas que una piltrafa que en nombre de su egoísmo y sus grandísimas miserias, retraza la tarea que debemos cumplir sin demora como colectivo.

Porque Chávez no se fue

Décimas de Neguel


Creyeron haber vencido
Nuestra voluntad popular
Queriéndose aquí gobernar
Con un plan bien retorcido
El pueblo quedo aturdido
Sorprendido en buena fe
Pero les dijo saben que
Malditos conspiradores
Preparen café señores
Porque Chávez no se fue


Salen los Teques, Caricuao
Catia, La Vega y San Juan
Veintitrés, la Pastora van
A Miraflores resteados
Un canto llevan alzado
Que toda una sentencia es
Yo también allí cante
Con alegrías y temores
Preparen café señores
Porque Chávez no se fue


Carapita y Antímano
La Guaira y Catia la mar
Por todo el país salió un mar
De autentico soberano
Con el corazón en mano
Grandes distancias a pie
A Chávez queremos ver
Y coreaban en su canto
Preparen café dios santo
Porque Chávez no se fue


Táchira y Carabobo
Sucre, Cojedes, Barinas
Lara y la región andina
Salieron del mismo modo
Uno a uno y codo a codo
El pueblo a la calle fue
Nunca jamás olvidaré
La fuerza de aquellos cantos
Preparen café dios santo
Porque Chávez no se fue

¡De que va, Va! gústele o no le guste

Que si hasta cuando tanta mierda, que si fuera Chávez, que no me importa nada, que si no creo en nadie, que si la corrupción, que si el imperio, que si la educación no sirve, que si la salud, que si la unidad, que si el partido, que si los cuadro, que si las manitos blancas, que si con mis hijos no te metas, que si el fenómenos del niño, que si el fenómeno la niña, del padre, de la madre, del abuelo, del hermano, de la hermana, del primo, la tía, el tío, la prima que está mas buena que el coño, que si tal que pin que pan, bla bla bla bla. ¡Al coño e la madre toda esa mierda!. EL SOCIALISMO VA y punto caballero; gústele o no le guste.


No se trata de que prendas el televisor para ver que el mundo está jodío, no necesitas eso; de leer el periódico o ver las crónicas policiales, la coñaza de los partidos o como se roban la plata los ministros, que las instituciones son ineficientes o que los adecos y copeyanos son unos hijos de putas, de que el BURÓ es una cloaca y que el PSUV es un partido de malandros. No caballeros, veámonos nosotros y démonos cuenta de lo escoñetao que estamos.



Vemos a Chávez y parece que nos excitamos y empezamos a gritar PATRIA SOCIALISMO O MUERTE, y ni siquiera sabemos que coño es la PATRIA, con que se come eso o dónde está el SOCIALISMO si es que lo venden en la farmacia o en el partido lo venden a 30bsf el kilo, sólo que tienes que hacer la cola, o que significa MUERTE cuando para allá vamos todos aun cuando no la buscamos o cree uno que no la está buscando.



EL SOCIALISMO VA más por la conciencia que por la necesidad, en Venezuela llevamos 10 años creyendo que llegó por la vía partidista o institucional y resulta que es un maldito desgaste capital lo que hemos encontrado, porque no puedes comer huevo si la gallina no ha puesto. Esa vaina tenemos que parirla nosotros, construirla nosotros, discutirla nosotros como pueblo. No cuatro guevones porque el socialismo no puede tener intereses personales sino tiene que ser una transformación endógena, colectiva, para que pueda tener esencia.



Caballeros está ocurriendo una revolución en el mundo, porque aun los fenómenos climáticos que estamos viendo no es mas que la reacción de un planeta que le está diciendo al sistema MIRA COÑO E TU MADRE YA ESTOY CANSADO DE TI así como los pueblos lo están haciendo en diferentes partes del mundo.



Señores pa donde miren, pa donde cojan, por donde le entren, EL SOCIALISMO VA Y PUNTO. Porque como pueblo estamos obstinadamente decididos a pensarlo y a construirlo, gústele o no le guste.



Alberto J. Valderrama.




miércoles, 14 de abril de 2010

Si fuera por los saberes gobernaría Carmona

Ignorares notas Negativas













¿Qué quedó por fuera del carajazo de abril, ese sostenido proceso que cuando el referendo parecía indetenible ese luminoso destello de ignorares? Una izquierda que muere de aburrimiento y una incapaz derecha que caga ácido y relámpagos con muchas ganas de cazar pobres por ahí. A punta de saberes quieren domesticar al 13 de abril. El candelazo de abril pervive más en las misiones que en los ministerios, en la bien jodida barriedumbre más que en VTV, tomando tierras más que sacando a quienes las toman por la Ley. Me disculpan, pero el 11 de abril revive constantemente en el aparato judicial, si a usted, ignorare con nada que interesare al sabere de los lograres, le trancan el serrucho con el fundo rescatado, con la apendejeante impunidad, usted vive su propia suya de su propiedad de carmonización local, la justicia del intercambio de saberes.


Sí, fue Chávez el que volvió a Miraflores en la jornada de Abril, lo devolvió su pueblo, el mismo pueblo que ha hecho posible que Pedro Morejón o cualquiera de esos funcionarios subnormales digan a cada rato “gracias al presidente Hugo Chávez” y nada al pueblo chapista enrevolucionao. A punta de saberes alienan a Chávez. José Martí, un verdadero agente de los ignorares, lo dijo: “No es que los hombres hacen los pueblos, sino que los pueblos, en su hora de génesis, suelen ponerse vibrantes y triunfantes en un hombre”. Sí, fue el regreso de Chávez en helicóptero en la madrugada del 14 el que encandiló a todo el gentío con su llegada. Y 20 años antes, o más, del golpe de los saberes del 2002, Alí Gómez, otro ejecutor de ignorares, narraba cómo María Lionza, protegida por Andresote y todos esos ignorares históricos, a su vez resguardados por el pobrerío, por los guardajumos, por las negras, por los vallenateros que acompañaron a Bolívar y toda la curtiembre indefinida¬, la que ingresa en helicóptero en Miraflores, al son de una parranda de proporciones cosmogónicas. Recordemos esta fecha fundamental en el relato de los ignorares, expropiando el oficialismo y sacándole la podre a toda esa mata descompuesta de saberes.



Diego Sequera

La patulequera final del cadáver



Como decir a todos de manera franca que la cultura capitalista llegó a su fin, que estamos viviendo los estertores, que no es una simple crisis, energética, o productiva o sicológica, o financiera, o económica, o artística, o de lo que particularmente alguien quiera, que es todo eso y mucho mas, no es que el desplome de la economía norteamericana, es norteamericana, y que con una guerra más se resolverá, o con la ayuda de otras economías saldrá a flote, señores es definitivo, estamos en un punto de no retorno, en donde los reclamos de quien lo hizo bien o mal están fuera de todo análisis. Estamos en presencia de la patulequera final del capitalismo, en su fase superior que es la pudrición del cadáver. El susto sólo nos devolverá al pasado, pero con más cáncer, dejémonos de pendejadas, de andar buscando que la institucionalidad capitalista funcione, no porque la exorcicemos, y la nombremos socialista o comunista cambiará, su naturaleza es capitalista y como tal hay que dejarla morir en su sana guerra. Toda condena a la corrupción es un acto de corrupción en sí mismo, porque intenta salvarla al querer limpiar de corruptos a la fuente de la corrupción que es la cultura misma. (“En la historia como en la naturaleza, la podredumbre es el laboratorio de la vida”, cito al viejo Marx para que los honestos de la izquierda no se arrechen conmigo,) Todas las instituciones son generadoras o multiplicadoras de lo que condenamos, la corrupción insistimos no es un mal, no es un problema, es una bendición que busca limpiar el cuerpo social.


Es válido preguntar a los camaradas que a diario se esfuerzan por condenar la corrupción, ¿Si es que el capitalismo y todas las instituciones que lo representan son buenos? ¿Si la fábrica produce bien y paga a sus trabajadores su salario, es buena? ¿El robo de plusvalía o plus producto o excedente que genera la fuerza de trabajo es bueno, no es corrupción porque el patrón paga a tiempo y cumple con el estado? ¿Si los ministerios capitalistas, las escuelas capitalistas (en todas sus variantes), los hospitales capitalistas, y nombre cualquier otra estructura representativa o rectora de cualquier actividad cotidiana del capitalismo si funciona bien, si nadie se roba la plata, entonces el capitalismo es bueno? ¿Qué se corrompe el socialismo o el capitalismo? ¿Qué está enfermo el socialismo sueño, o el capitalismo estructura? ¿De quién es el cáncer, si el socialismo no existe como estructura? ¿Por qué perder tanto tiempo en condenar la corrupción, si lo podemos dedicar a prefigurar el socialismo? ¿No es mejor soñar que condenar lo muerto? ¿No es más agradable imaginar un mundo sin explotación, que tratar de salvar lo existente?

¿En las fábricas socialistas tendremos directores de fábricas y supervisores? ¿Y esas no son las relaciones de producción capitalista? ¿No es allí donde se crea el privilegio, lo superior? ¿Quién se esfuerza por ser obrero si el orgullo es ser director o supervisor? ¿No es así la escuela capitalista y todas sus instituciones? ¿Si graduamos y titulamos personas no estamos reproduciendo los privilegios? ¿Realmente a alguien le interesa el conocimiento, o lo importante es el título?


Estas interrogantes se hacen necesarias, porque el socialismo no puede seguir siendo un hecho teórico, el socialismo tiene necesariamente que ser un hecho cultural. Por creer los revolucionarios soviéticos, chinos y todas las demás experiencias revolucionarias del planeta, que bastaba con distribuir riquezas o resolverle problemas a los pobres sin abandonar el aparato de producción capitalista se iban a resolver las cosas, la historia nos dice lo contrario, el capitalismo fue remachado en todas esas experiencias.


No temamos, vamos a discutir, a investigar y a experimentar con el cuerpo colectivo al socialismo.



Quinchoncho ignorares o muerte, ¡COMEREMOS!

12 DE ABRIL CLAVE PARA LA ORGANIZACIÓN NECESARIA


Una de las trampas del capitalismo es separar el todo de las partes, haciéndole creer a las partes que pueden ser, sin el todo.


Es así como la palabra individuo contiene una gran carga ideológica, que la disfrazan con la libertad, la igualdad y la fraternidad.


Dicen los que saben, que el maullar de un gato en casa de Ramón puede ser el responsable de un zapato lanzado desde la casa de Luis, por aquello de que todo esta concatenado y nada en este mundo funciona por si solo.


No es extraño escuchar frases como “yo aporté mi grano de arena”, como si con eso se saldará la cuenta, los que pronuncian esta frase enfocan todo su análisis en el grano, pero ignoran el inmenso mar que tienen enfrente.


El individualismo llevado a su máxima expresión, genera la mayor cantidad de solos en el mundo, eso ocurre hoy cuando la población ha crecido exponencialmente en los últimos cien años, nunca antes como ahora la soledad ha sido mayor.


El capitalismo hoy al igual que la iglesia lo hizo ayer, nos hace creer que somos responsables de todos los problemas y desgracias que ocurren, nos exacerban la culpa religiosa para lograr de nosotros absoluta sumisión y obediencia.


El afecto queda individualizado al punto que depositamos todas nuestras ilusiones y esperanzas en una sola persona, y cuando esta se va o se muere el mundo nos importa una escoba, y como dice Gino “mientras en la guerra morían compañeros, para mi la patria era tu desprecio”.


El 12 de abril del 2002, hace ya ocho años, millones de solos se lanzaron a la calle buscando ese algo que le habían quitado, el despecho fue colectivo, el individuo desapareció y millones de soledades se juntaron para acompañarse, las partes comprendieron que nada era posible ignorando el todo, el mar se hizo presente ya el grano y la arena no importaban, lo único que tenía sentido es que sólo podíamos ser en colectivo. Lamentablemente al igual que el gobierno de facto, eso también nos duro 48 horas.


De la misma manera en que el 27 de febrero las vanguardias preclaras, los partidos, los cuadros, quedaron desaparecidos y desbordados ante la gente en rebelión, que reclamaba y no aceptaba negociaciones ni esperas.


Una vez mas se hace presente aunque no de forma consciente que la organización formal por todos conocida, no era, ya no servía.


Ahora le dicen claves, datos, señales, podemos utilizar las palabras que sean, pero como pueblo no terminamos de comprender que en todas las rebeliones ocurridas desde el 27 de febrero de 1989, nos hemos dado la organización necesaria y actuado como un todo. Ciertamente la idea incomoda y angustia, sobre todo para los añorantes del poder.